El excongresista Luis Emilio Tovar Bello denunció este martes que su mamá, una señora de 77 años y casi ciega, y su hermano de 50, fueron secuestrados en Arauca.

María Guillermina Bello y Manuel Alexis Bello fueron secuestrados en la mañana hoy por varios hombres armados que los sacaron a la fuerza de su vivienda y los trasladaron en un vehículo que luego abandonaron en una trocha cercana al río Arauca.

«Llegaron unas personas armadas y se llevaron a mi mamá, y mi hermano se les subió al carro porque él no quiso que mi mamá se fuera sola. Es una persona muy enferma y están prácticamente acelerando la muerte de una persona de esa edad», indicó el exalcalde de Arauca.

Por su parte el gobernador de Arauca, José Facundo Castillo anunció una recompensa de hasta de $30 millones por información sobre el paradero de los secuestrados.

«Queremos rechazar, denegar y repudiar este acto violento que se presentó hoy en el municipio de Arauca. Hacemos un llamado a la población civil a que nos ayude, a que colabore con el suministro de la información», dijo al finalizar un consejo de seguridad con las autoridades locales.

Publicidad

La Dirección Antisecuestro y Antiextorsión de la Policía (Diase) confirmó que «en estos momentos hay un equipo al frente de la investigación en terreno» liderado por el director del Diase, el general Fernando Murillo.

Tovar Bello, exrepresentante a la Cámara por el partido Centro Democrático, aseguró que por su trabajo siempre se ha visto expuesto a amenazas y ha estado «bajo la lupa de la guerrilla» por sus posiciones políticas, pero aclaró que recientemente ni él ni su familia habían recibido intimidaciones.

«Lamentable el secuestro de una señora de casi 80 años que se encuentra muy enferma, mi hermano también está muy enfermo y es muy triste, la verdad es muy triste saber que el ejercicio político, el ejercicio del quehacer de uno vaya a tener unas consecuencias de estas connotaciones», aseguró.

El Centro Democrático condenó el secuestro a través de un comunicado en redes sociales e hizo un llamado a las autoridades para la búsqueda y pronto rescate de ambos.

«Quiero pedirles solamente que sean humanos. Mi mamá no es culpable de toda mi posición política y lo que yo he dicho, de lo que yo creo y de mi forma de pensar, de mi militancia en algún partido o de mi posición económica. Mi mamá no es culpable de eso, por favor, dejen en libertad a una persona que está enferma», manifestó Tovar Bello.