CM& conoció un informe de la interventoría Consorcio Interconcesiones que advierte sobre el potencial riesgo de la caída de bloques en el segundo túnel de Quebradablanca, en la vía que conduce de Bogotá a Villavicencio.

El 9 de junio de 2017 el Consorcio Interconcesiones envió al vicepresidente de la ANI, Luis Fernando Mejía, un informe que advertía sobre la potencial caída de bloques en el segundo túnel de Quebradablanca, en la vía Bogotá – Villavicencio, sector en donde el operador Coviandes había reportado la caída de una cuña de roca. CM& hizo un recorrido por el túnel, en el cual es posible observar que este túnel no se recubrió, por lo que la caída de rocas puede registrarse en cualquier momento.

Dimitri Zaninovich, presidente de la ANI, indicó que “al túnel de Quebradablanca se le van hacer unos revestimientos, pero es un túnel que hoy no representa ningún riesgo”.

Una de las conclusiones del informe es que “en el segundo túnel de Quebradablanca existen las condiciones geotécnicas y estructurales para la formación de cuñas de rocas en el contorno de la excavación. Este tipo de cuñas pudieran tornarse inestables y desprenderse en cualquier momento dado el tiempo de exposición del túnel al intemperismo y las condiciones hidrogeológicas existentes”.

Argelino Durán, presidente de la Sociedad Colombiana de Ingenieros, dijo que estos túneles nunca se recubrieron, por lo que su manejo se torna incomodo, ya que, al transitar por ellos pareciera incluso que lloviera.

Por último, el informe de la interventoría cita que el desprendimiento de una cuña potencialmente inestable depende de las características mecánicas del macizo rocoso y de cómo este se ha degradado por el intemperismo, por lo que hizo un llamado para que se tomaran medidas inmediatas.