Los seis policías operaban en el oriente de la ciudad exigiéndole una suma de dinero a una organización de microtráfico para evitar su judicialización.

El subcomandante de la Policía Metropolitana de Cali, coronel Henry Jiménez  confirmó que “eran policías que estaban adscritos a la Metropolitana de Cali; cuatro de ellos los otros son de unidades diferentes a la Metropolitana de Cali».

La Institución lamentó este hecho y explicó que los uniformados fueron apartados de su cargo mientras cursa la respectiva investigación.

La Policía «es ajena y tajante con todos hechos de corrupción, ustedes lo evidenciaron la investigación la lideró la propia Policía Nacional y fueron puestos a disposición de autoridad competente que es la que decide su situación jurídica» dijo Jiménez.

En las últimas horas un juez los dejó en libertad, sin embargo seguirán vinculados al proceso por el presunto delito de concusión.

Sebastián Bedoya – CM&