La Corte Suprema de Justicia confirmó este martes que el senador liberal, Mario Castaño, manifestó su interés de aceptar los cargos por corrupción que le atribuye el alto tribunal como el líder de una red delincuencial que se quedó con millonarios recursos públicos de contratos oficiales.

La Corte confirmó que Castaño se acogió a la figura de sentencia anticipada y no irá a juicio tras haber manifestado interés para aceptar los cargos por los que lo investiga la Corte: concierto para delinquir agravado, peculado por apropiación, interés indebido en la celebración de contratos, estafa agravada y concusión.

Le puede interesar: Álvaro Uribe manifiesta estar a favor de la venta de acciones de EPM en UNE

Castaño se encuentra en la cárcel desde el pasado mes de julio y ya se encuentra en conversaciones con el ponente de su caso, Misael Rodríguez Castellanos, para que lo sentencien anticipadamente.

Castaño es investigado como el presunto cabecilla de una red criminal que cobró ‘coimas’, porcentajes de entre el 10 y el 20%, para torcer contratos y direccionarlos en el marco de la asignación de los cupos indicativos parlamentarios.

Según la Fiscalía, el grupo de Castaño habría ganado en dos años cerca de 50 contratos por más de 43 mil millones de pesos en los  Ministerio del Interior, del Deporte, en la Unidad para la Gestión del Riesgo, la Gobernación del Chocó, entre otras alcaldías e instituciones.