El presidente de la Central Unitaria de Trabajadores CUT, Francisco Maltés, estimó que en el sector público hay al menos 1 millón 200 mil contratistas que trabajan en entidades estatales, bajo la modalidad de “prestación de servicios”.

Esa figura contractual deja a estas personas sin la posibilidad de recibir las prestaciones legales que si tienen aquellos que están vinculados a la planta oficial, aunque desempeñan igualmente funciones misionales. Muchos cumplen horario y en la práctica son tratados como empleados.

Le puede interesar: Entre lágrimas, odontólogo implicado en la fuga de Aída Merlano cuenta su versión sobre la huida

Tras el anuncio del Presidente de la República, Gustavo Petro de “desmantelar” las llamadas “nóminas paralelas” en los ministerios, el dirigente sindical llamó la atención sobre la situación de las personas que, en muchos casos, llevan años sin los beneficios de los empleados de planta.

A modo de ejemplo, Maltés dijo que en una entidad como el SENA laboran cerca de 30 mil personas por contrato de prestación de servicios, muchos de ellos instructores.

Le recomendamos leer: Se aprobó en Cámara proyecto de ley que busca impulsar mercados locales de campesinos y productores

En las universidades públicas también hay un alto porcentaje de profesores que están vinculados por prestación de servicios, por lo que el Rector de la Universidad Pedagógica Nacional, Alejandro Álvarez Gallego, dijo que es vital entablar un diálogo con el nuevo Gobierno para brindarles estabilidad a estas personas que representan el 70% u 80% de los trabajadores del sector.