Sí hay pruebas de enriquecimiento ilícito como servidor público contra el exgobernador de Santander, Hugo Aguilar, así lo dio a conocer la Procuraduría General de la Nación.

A pesar de ser dejado en libertad por un juez, el Ministerio Público aseguró que Aguilar debe responder por el incremento injustificado de su patrimonio desde el año 2000 hasta 2015. El ente de control dice que en este caso se debe modificar el delito por el cual es imputado; Aguilar fue condenado por la Corte Suprema de Justicia a nueve años de prisión por el delito de concierto para delinquir agravado y fue destituido e inhabilitado por 20 años por la Procuraduría.  

En las últimas horas el Juez 74 de Control de Garantías adelantó la audiencia para levantar las restricciones sobre los bienes del coronel Hugo Aguilar, su exesposa Mónica María Barrera, su exsuegra Socorro Cañón y Jeison Sáenz, aparente testaferro del coronel en retiro.

El fin de la audiencia es que, carros, dinero y propiedades puedan ser devueltos al coronel después de que el juez argumentara que la Fiscalía no pudo probar de dónde provenía el dinero ilícito para adquirirlos.

Cabe recordar, que la Fiscalía General de la Nación emitió en días pasados órdenes de captura, que se hicieron efectivas en Bucaramanga, Piedecuesta (Santander) y Cúcuta (Norte de Santander), contra Mónica María Barrera Carreño, Socorro Cañón y Yeison Albeiro Sáenz Plazas.

Estas personas fueron presentadas ante un juez de control de garantías de Bogotá y la Fiscalía, que pretendía imputarles cargos por los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito.