Andrés Mayorquín, quien hasta hace poco fue asesor de la jefa de gabinete de la Casa de Nariño, María Paula Correa, compareció este lunes ante la Procuraduría por una investigación en su contra por los contratos por más de $1.200 millones de pesos que obtuvo su esposa Karen Váquiro, con el gobierno y distintas entidades, mientras él estuvo en el cargo.

Señor juez si yo no hubiese sido funcionario mi esposa tendría más contratos de los que alcanzó (…)la señora Karen Váquiro no la contratan porque no cumpla los requisitos, no sólo lo cumple sino que los cumple mejor que los demás. Y hace su tarea absolutamente bien. Eso es lo que han dicho todos los funcionarios frente a la presión política y de medios”, declaró Mayorquín.

Según Mayorquín, no ha cometido delito o falta alguna. La Procuraduría lo investiga por presunto tráfico de influencias y violación al régimen de inhabilidades

“Después esto lo utilizaron para perseguir al gobierno en el que trabajaba y a mí como cristiano porque me hicieron 97 imputaciones deshonrosas”, agregó Mayorquín.

“¿Recomendar las hojas de vida de un funcionario público para que cumpla con los fines del estado sin incurrir en ningún tipo de presión, sin influenciar. Es absolutamente antiético y moral?”, remató.