Bajo protección del ICBF quedaron siete menores, en edades entre los dos y catorce años, que eran obligados por sus padres para ejercer mendicidad. En diferentes puntos del centro histórico de Cartagena.

El teniente, Marco Andrés Castro, jefe del Grupo de Protección de Infancia y Adolescencia de la Policía, indicó, “la idea es sensibilizar al extranjero, al turista a que no deben entregar dádivas a los menores, estos pueden estar recibiendo entre 30 mil a 80 mil pesos por día y esto los motiva a seguir ejerciendo”.

Podría interesarle: Identifican cuerpo de mujer sepultada por equivocación con otro nombre

Según las autoridades, los padres aprovechan la presencia del turismo y de la ciudadanía en general para obligar a los menores a realizar la actividad ilegal.

“Lo que buscamos es apuntarle al lugar donde se esta presentando la problemática”, añadió el teniente Castro.

Lea también: Desde este jueves a medianoche inicia la cuarentena total en Bogotá

Durante el año, han sido rescatados en total cuarenta menores y siete personas han sido capturadas por el delito de explotación a menores.

La Policía adelanta la campaña frente al tema, además, se han intensificado los operativos en el centro con el fin de evitar que más niños sean utilizados por sus progenitores.