Sólo el 36 por ciento de la población del municipio más rico del país puede ir al baño en inodoro o su casa con piso instalado… El nuevo administrador de las regalías en Puerto Gaitán es quien, según varios paramilitares, escogía los castigos para los indígenas a los que esclavizó la organización criminal… El alcalde más rico del país podría ser también el más investigado, no sólo por su gestión anterior como personero, sino por su anterior gestión como personero del municipio.

Justo en esta ribera del río Manacacías  se construiría un Malecón.  La alcaldía de Puerto Gaitán, en cabeza de Oscar Bolaños, alcalde saliente de ese municipio le  dio vía libre a la ejecución de ese contrato en 2010, por un valor de 32 mil millones de pesos.

“Se ha da do un anticipo del 30%. La empresa contratista tuvo un atraso, pero hoy han vuelto a retomar el tema se ha normalizado”. Esto dijo el alcalde que pasó a retiro hoy, en el segundo semestre de 2011. El 30% al que él se refiere equivale a 9.600 millones de pesos. A pesar de esta elevada suma,  al empezar el año 2012 no se ha puesto ni la primera piedra.

Recuperar ese dinero o exigir el cumplimiento inmediato de ese contrato a sus beneficiarios, es  precisamente, uno de los muchos retos que tiene Edgar Humberto Silva, el alcalde que  se posesionó hoy en Puerto Gaitán.

“En la actual administración se hicieron grandes avances, pero también se dejaron de hacer cosas, que vamos a hacer en estos 4 años de gobierno”.

Sumado al reto de combatir efectivamente la corrupción en los  contratos de infraestructura, el alcalde Silva tendrá que ordenar la casa, ya que recibe un municipio en crisis. Actualmente, el 64% de la población no cuenta con  servicios públicos. En contraste, Puerto Gaitán recibe más de 90 mil millones de pesos al año en regalías que le dejan las grandes petroleras que funcionan en este municipio, como Pacific Rubiales…

Según las proyecciones del Dane, en la cabecera de Puerto Gaitán  viven 7 mil habitantes y 10 mil en sus alrededores. De estos, 9 mil son indígenas agrupados en  63 comunidades, que también representan otro grave reto para esta alcaldía, pues tendrá que enfrentarlas,  porque el nuevo alcalde, siendo Personero del municipio entre  2002 y 2003, cohonestó  castigos a las jóvenes indígenas que consideraba desobedientes…

En efecto, el peor reto que tendrá que enfrentar el alcalde Silva es el de demostrar ante la Personería, la Procuraduría y la Fiscalía, si lo logra, que no tuvo vínculos con los paramilitares, como lo asegura el exparamilitar Freddy Bohórquez.

Y aunque esté enfrentado con ellos, satisfacer las necesidades básicas de los indígenas de Puerto Gaitán, será el último gran reto que tendrá que afrontar Silva al momento de hacer la evaluación de su gestión, dentro de 4 años porque esas comunidades afrontan serias hambrunas y  desnutrición. De hecho, Silva arranca hoy su mandato con varias denuncias ante los entes de control no solo por este caso comúnmente llamado como Las Calvas, sino por irregularidades en las pasadas elecciones y por posible inhabilidad para asumir su cargo.

A partir de hoy, Silva tendrá que escuchar a los habitantes de su municipio, como alcalde que es, pues según la última auditoria de la Contraloría, la alcaldía que acaba de terminar, y cuyo titular es su aliado político, no tramitó ninguna queja ni dio respuestas oportunas a las peticiones y reclamos de todos sus habitantes.