Los parientes de una adolescente asesinada la semana pasada piden no detener las investigaciones que permitan esclarecer su atroz crimen.

La familia de Erika Julio, de 16 años, aún no supera el dolor que le causó su asesinato el pasado 21 de agosto y cuyo cuerpo fue hallado en zona boscosa de Villarica, Cauca junto al de otra adolescente de 17 años identificada como Angie Tatiana Trujillo, atadas de pies y manos con heridas de arma de fuego.

Le recomendamos leer: Con falsa oferta de trabajo habrían secuestrado a un arquitecto en Antioquia

“Nosotros nos dimos cuenta en la noche cuando llegaron los amigos de ella a avisarnos que estaba muerta. La última vez que hablamos fue a la media noche cuando me dijo ‘tía ya me voy a acostar’,y según una conversación que tuvo con una amiga, le dice a las 5 a. m. que iba a acompañar a Tatiana”, declaró Luz Edith Sepúlveda, tía de la adolescente.

Los parientes de Erika dicen desconocer a la otra víctima, ambas oriundas del municipio de Jamundí, Valle del Cauca, por eso le insisten a la Fiscalía para que no detenga las investigaciones hasta esclarecer el homicidio.

Mire más: Video: Impresionante caso de fleteo en el norte de Bogotá

“Por favor hagan justicia, no es justo que el Estado se manifieste, no puede seguir así; matan y matan niñas y todo queda en silencio. Justicia por favor con mi sobrina Erika”, agregó Luz Sepúlveda.

La víctima hasta el momento no había reportado tener amenazas en su contra y cursaba octavo grado de bachillerato.