En la Casa de Nariño se llevó a cabo una reunión de dos horas donde las centrales obreras de la CTU, CNT, UTC y la Confederación de Servidores Públicos, le expresaron al presidente Iván Duque, su preocupación por el remplazo de la mano de obra colombiana por venezolana.

Raúl Gómez, presidente de la Confederación de Servidores Públicos, afirmó que “ellos han venido remplazando la mano de obra calificada por una mano de obra más económica que han conllevado a que los empleadores, buscando economía en el ejercicio de su actividad comercial, desplacen al trabajador colombiano”.

En el encuentro también se habló de la reducción del aporte de los pensionados en el futuro, en lo que hay un compromiso por parte del Gobierno.

“Se comprometió a comenzar a revisar el tema y comenzar a trabajarlo en la mesa de concertación”, agregó Gómez.

Según las centrales obreras, los venezolanos ya están formando sindicatos en varias regiones del país para reclamar el derecho al trabajo.