Las centrales obreras reafirmaron su salida a las calles en rechazo a los múltiples asesinatos perpetrados, tanto en el departamento del Cauca como en el Caquetá, adicional al denominado «paquetazo» de reformas por parte del Gobierno.

Por medio de un comunicado emitido por parte de la Comisión de Concertación de Política Salariales y Laborales, carta que resultó luego de 5 horas de reunión entre el Gobierno, encabezado por el presidente Iván Duque, quien se reunió con la Confederación de Trabajadores de Colombia y otros promotores del paro del próximo 21 de noviembre.

En la reunión el presidente Duque y las organizaciones sindicales respaldaron la protesta pero rechazaron la violencia.

Las concentraciones iniciarían el jueves 21 de noviembre desde las 10 de la mañana en diferentes puntos como el Parque Nacional, la Hortúa, la Sevillana, la Gobernación de Cundinamarca, la Carrera15 y la calle 72 y se desplazarían hasta la Plaza de Bolívar.