Debido a la situación de orden público que se presenta en algunas zonas de Antioquia, el operativo logístico para llevar el gas natural comprimido (GNC) a los municipios se ha visto afectado, ya que por razones de seguridad del personal y de los carros que transportan el energético, no se ha podido cumplir con el abastecimiento.

De acuerdo con la Gobernación antioqueña, EPM transporta el gas natural a los municipios en vehículos especialmente acondicionados, que por su tipo de carga, peso y altura, requieren de condiciones de seguridad especiales en las vías para su desplazamiento.

Podría leer: Ataques de Clan del Golfo contra cuatro estaciones de Policía en Antioquia

En este sentido, si no se normaliza el orden público, tienen riesgo de desabastecimiento de gas natural los siguientes municipios: Remedios, San Luis, Turbo, Necoclí, San Juan de Urabá, Arboletes, Mutatá y San Pedro de Urabá. Ya se presenta desabastecimiento de gas natural en los municipios de Apartadó, Carepa y Chigorodó.

El gobernador de los antioqueños, Aníbal Gaviria brindó una serie de recomendaciones a la comunidad en caso de ausencia de gas:

  • Cerrar las perillas de todos los gasodomésticos.
  • Cerrar las válvulas de paso de los gasodomésticos.
  • Cerrar la válvula de corte general en el centro de medición del inmueble.

Conozca más: “Quería el uribismo sembrar de terror al pueblo y lo ha logrado en el Caribe”: Petro por paro armado

De otra parte, para los daños y atención del servicio de energía, también por razones de seguridad para los funcionarios y contratistas, en la subregión de Urabá solo se están atendiendo las zonas urbanas; en la subregión del nordeste, excepto Guadalupe, solo las zonas urbanas.

En la subregión del Occidente no se están atendiendo los municipios de Cañasgordas, Buriticá, Frontino, y Giraldo y, en toda la subregión del Bajo Cauca, no hay atención hasta que se regularice el orden público.