La Alcaldía de Soacha comunicó que el municipio no tendrá toque de queda diurno durante este fin de semana, sin embargo, sí habrá restricción a la venta de bebidas embriagantes desde el viernes 31 de julio a las 00:00, hasta el lunes 3 de agosto a las 4:00 a.m.

Además, los ciudadanos podrán salir a realizar sus compras y diligencias de la siguiente manera; el sábado 1 de agosto, personas con cédulas terminadas en 0, 2, 4, 6, 8 y el domingo 2 de agosto, cédulas terminadas en 1, 3, 5, 7, 9, de 6:00 a.m. a 7:00 p.m., hora en que iniciará el toque de queda hasta las 4:00 de la mañana del día siguiente.

El alcalde de Soacha, Juan Carlos Saldarriaga hizo un llamado, «para que la ciudadanía sólo salga si es absolutamente necesario a hacer compras y regresar a sus casas con prontitud. De todos depende que podamos seguir teniendo medidas un poco laxas en medio de este COVID-19», enfatizó el mandatario local.

La medida se toma con el fin de «darle un respiro a la economía en la ciudad». Sin embargo, la Alcaldía determinó que de no existir un autocuidado por parte de la ciudadanía, se estudiarán medidas más drásticas.