Integrantes del CTI de la Fiscalía capturaron a 14 personas, entre ellos 12 funcionarios del Invima, investigados por presuntamente recibir millonarios sobornos, para conceder permisos para la venta de productos estéticos y médicos, sin los requisitos de ley. También fue detenida la reconocida empresaria Stella Durán, quien habría sido una de las favorecidas por la red ilegal.

Tras más de un año de investigación, la Fiscalía identificó a la que sería una organización paralela que funcionaba al interior del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, (Invima).

De acuerdo con los hallazgos, un grupo de 12 funcionarios de esa entidad cobraba millonarios sobornos para agilizar trámites, autorizar licencias, y hasta permitir la venta de productos de belleza y medicamentos, sin cumplir con todos los requerimientos sanitarios.

Las tarifas variaban entre los 750 mil pesos hasta los 14 millones de pesos, dependiendo de la dificultad del procedimiento. 

“Según las evidencias, los funcionarios del Invima habrían recibido dinero para obtener registros sanitarios falsos, es decir, sin que el Invima los haya revisado cumpliendo la labor de control para preservar la salud de los colombianos”, señaló el fiscal general, Néstor Humberto Martínez.

Una de las presuntas clientes de la red era la reconocida empresaria Stella Durán, quien es célebre por comercializar tratamientos estéticos a través de Internet, y en televentas.

“Algunas de las diligencias realizadas en Bogotá, permitieron la captura de una supuesta tramitadora y de la empresaria de productos de belleza, Stella Durán; a estas personas se les formulará cargos por, cohecho por dar un ofrecer, concierto para delinquir, falsedad ideológica en calidad de determinadores y enriquecimiento ilícito de particulares”, agregó Martínez.

Publicidad

La Fiscalía tiene tras la pista tres laboratorios que habrían pagado las millonarias coimas, y por el momento el Invima anunció una revisión a fondo de las licencias otorgadas.