En 2017 en el país se vendieron 173.000 viviendas nuevas, 10.8 % menos que 2016. La Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol, que reúne a 1.800 afilados del país reveló los sobrecostos que tienen por 42 trámites y por las demoras en licencias de cada una de las 19 filiales.

Sandra Forero Ramírez, presidente nacional de Camacol, indicó que «representan 2.7 billones de pesos en la actividad, por cuenta de los trámites en la demora de las entregas a los compradores, sobrecostos financieros, la espera de poder arrancar un proyecto, los procesos de licenciamiento, las demoras en las empresas de servicios públicos, la subjetividad que se da en cada uno de estos los procesos; 2.7 billones de pesos que son sobrecostos que finalmente termina sufriendo es el comprador«.

Entre tanto la demanda de vivienda en el país ha crecido en Barranquilla, Cali, Medellín y Bogotá. Hoy hay en oferta 140.000 unidades. Se espera un volumen de ventas de 179.000, 4 % más que en 2017. Para una inversión de 35 billones de pesos.

82 de cada 100 viviendas en oferta están en los segmentos medio y bajo.

Aclaró que son «viviendas que tienen algún beneficio del Gobierno o viviendas de interés social con el programa «Mi casa ya» o vivienda para el segmento medio, es decir entre 105 y 340 millones de pesos que también tienen subsidio a la tasa», agregó Sandra Forero.

Hoy se realizó la Asamblea de Camacol Antioquia. Este martes será la Nacional en Bogotá donde escucharán a los candidatos a la Presidencia de la República.