Un juez de Pueblo Rico en Risaralda atendió la petición de la Fiscalía e impuso medida de aseguramiento privativa de la libertad contra los siete soldados que habrían participado en la violación de una niña indígena.

La medida deberá cumplirse en una guarnición militar que cuente con las condiciones necesarias.

Seis militares aceptaron que participaron en la violación de la menor de 12 años y uno fue cómplice.

Estos miembros del Ejército Nacional fueron identificados como: Deyson Andrés Isaza Zapata, José Luis Holguín Pérez, Juan Camilo Morales Poveda, Juan David Guaidi Ruiz, Luis Fernando Mangareth Hernández, Oscar Eduardo Gil Alzate y Yair Stiven González.

Los soldados abusaron a la niña perteneciente al resguardo indígena Embera Chamí del corregimiento de Santa Cecilia, municipio de Pueblo Rico en Risaralda.

Según información del Ejército Nacional, los hechos ocurrieron en horas de la tarde del pasado lunes 22 de junio.

Frente a la medida de aseguramiento el fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa aseguró que “no vamos a ceder un ápice en la defensa de los derechos humanos de nuestros niños, niñas
y adolescente.

«A estos bandidos que mancharon su uniforme y mancharon la dignidad de la niñez en Colombia, se les solicitó medida de aseguramiento en centro carcelario por la gravedad de los hechos”, añadió Barbosa.

El fiscal también destacó que se recolectaron más de 40 elementos probatorios en menos de 72 horas.

Según el Instituto Nacional de Medicina Legal, 4.557 niñas han sido víctimas de abuso sexual, es decir, 30 casos diarios.