En medio de la incertidumbre por el futuro de los diálogos de paz, la guerrilla del ELN le pidió al Gobierno del presidente Iván Duque, no insistir “en un camino fracasado en la construcción de la paz (…) con precondiciones, con la imposición y las decisiones unilaterales, a reducir la paz a un simple sometimiento de las fuerzas insurgentes”.

“Al desconocer ustedes los acuerdos hechos con el Estado y colocar unilateralmente, condiciones inaceptables, este Gobierno está cerrando esta Mesa, acabando el proceso de diálogos y los esfuerzos hechos desde hace varios años por el ELN, la sociedad, el anterior Gobierno y la comunidad internacional”, agrega el documento.

Para el ELN, ya hay un proceso de diálogo y negociación tendiente a la terminación del conflicto, y si hay que ajustar lo que ya se acordó, “lo acertado es que nos sentemos las dos partes, dialoguemos y de común acuerdo hagamos los ajustes que se requieran”.

También se refirieron a la liberación de los tres militares en Arauca y los seis secuestrados que permanecen en Chocó, pues, según la guerrilla, pese a que el Gobierno y las Fuerzas Militares se negaron a un acuerdo para los protocolos, continúa el compromiso del ELN “a realizar estas liberaciones por cuenta propia”.

Por último, llamaron a que, «sin más dilaciones se reinicie el diálogo para buscar la paz».