Su padre no lo reconoció, trabajó como albañil y ahora es subcampeón mundial de los 400 metros planosnacional

Su padre no lo reconoció, trabajó como albañil y ahora es subcampeón mundial de los 400 metros planos

German Burgos - 4 de octubre del 2019 7:15 pm

Este viernes el deporte colombiano logró un reconocimiento internacional gracias a Anthony Zambrano, un joven atleta de 21 años que se convirtió en subcampeón mundial de los 400 metros planos haciendo historia en Doha, Qatar.

Su niñez, como la de la mayoría de los deportistas nacionales, inició en un barrio humilde de algún rincón de Colombia.

CM& habló con su madre, Miladis Zambrano, quien contó detalles desconocidos del deportista que hoy erizó la piel de más de 40 millones de colombianos.

Miladis Zambrano, madre de Anthony Zambrano

Su progenitora, llena de orgullo y con la sencillez que caracteriza a su hijo, contó que los primeros trabajos que tuvo el subcampeón mundial fueron albañil, mototaxista y bicitaxista.  

“Yo desde pequeño le dije que si él quería algo tenía que lucharlo y tenía que ganárselo honradamente, lo que él quisiera y yo no pudiera dárselo. Él mismo se compraba sus cosas y terminaba dándome plata a mí”, comentó.

Le puede interesar: ¡Histórico!: Anthony Zambrano es subcampeón mundial de los 400 metros planos

Asimismo, relató que él la veía apurada y la apoyaba, pero que lo que le quedaba era tan poquito, y por eso le dedicó la canción ‘Los caminos de la vida’.

Sobre su excompañero sentimental, quien no quiso reconocer a Anthony, manifestó:

“Cuando yo supe que estaba embarazada ya no vivía con el papá, entonces cuando yo le dije a él, el papá y la abuela dijeron que no era hijo de él porque yo ya tenía dos meses de ya no vivir con él”.

A su vez, explicó que le dio varias oportunidades para que lo reconociera como su hijo, pero que este nunca llegó a la Notaría en 4 ocasiones, tres en Maicao y una en Barranquilla.

“Ya cuando estuvo en el mundial de menores fue que la familia de él lo encontró por medio de los periódicos y quiso que se cambiara el apellido, y él dijo que no, que el apellido de su mamá no se lo quitaba nunca, que para él pesaba mucho”, agregó.

Finalmente, Miladis Zambrano, como la madre más orgullosa, reveló que cuando el atleta llega a Barranquilla duerme con él, le lleva el desayuno y almuerzo a la cama y lo consiente demasiado.

“Él es como si fuera un bebé, lo consiento demasiado, no hay nada más importante que él”.

El atleta colombiano no solamente le entregó la primera medalla en la historia de los mundiales en una prueba de velocidad a nuestro país, sino que impuso nuevo récord suramericano con un registro de 44 segundos y 15 centésimas. Venía de ganar la medalla de oro en los Juegos Panamericanos en esta misma prueba.