De acuerdo con la Superintendencia Financiera, el aumento de las operaciones por internet se debe al bajo costo al momento de realizar transacciones o consultar saldo, lo que incentiva el uso de ese canal.

«La banca móvil y el internet son los canales que más están generando inclusión y operaciones, tanto monetarias como no monetarias. Las tasas de crecimiento en el internet están muy asociadas al 35, 40 % y en la banca móvil el crecimiento está asociado a un 50 %; estamos viendo que la gente ya no recurre tanto a las oficinas, a pesar de que hay horarios libres y las oficinas hacen una transformación, están usando más sus teléfonos celulares para consultar saldo, para hacer transacciones», indicó Jorge Castaño, superintendente financiero.

En ese sentido, advirtió que se deben tener en cuenta algunas recomendaciones de los consumidores financieros para que sea de manera segura.

«El uso del internet depende mucho realmente del consumidor financiero porque yo tengo que tener unos tips a la hora de poder acceder a una página de un banco o utilizar mi teléfono celular, aquí sigue siendo responsabilidad también compartida entre la entidad financiera y el consumidor. Yo no puedo acceder a una página donde no me aparezca un candado de una transacción, yo no puedo acceder desde computadores públicos, yo no puedo acceder desde redes públicas. Aquí hay una necesidad de que el consumidor financiero también se apropie de sus productos», agregó Castaño.

Las declaraciones se dieron durante el congreso de Derecho Financiero que se lleva a cabo en Cartagena.

Tatiana Rodríguez