El superintendente nacional de Salud, Fabio Aristizábal Ángel, informó que este viernes fue entregado el Hospital Departamental de Villavicencio a la Gobernación del Meta, luego del fortalecimiento que alcanzó durante la intervención de esa entidad, entre octubre de 2015 y enero de 2020.

El hospital ya no estará intervenido para administrar, pero tendrá vigilancia especial de la Supersalud durante un año para acompañarlo en la consolidación del proceso de mejoría.

“Cuando se intervino la institución, que presta servicios no solo al Meta sino también a Vichada, Guainía, Casanare, Cundinamarca, Vaupés y Guaviare, los requisitos para la habilitación de funcionamiento se cumplían solo en el 47 %. Ahora, se cumplen en el 93.6 %”, explicó la entidad.

Asimismo, recordó que en 2015 no se estaban prestando siete servicios que, durante la interventoría, fueron reabiertos: Urología, nefrología, nefrología pediátrica, cirugía de mano, cirugía dermatológica, cirugía oncológica y cirugía dermatológica. Adicionalmente, se abrieron los de radioterapia y neurocirugía.

“En este momento ya se tiene oferta de medicina especializada, urgencias de mediana y alta complejidad, internación con énfasis en medicina crítica para pacientes neonatos, pediátricos y adultos; y prestación de servicios quirúrgicos de mediana complejidad”, agregó.

El supersalud también resaltó que entró en funcionamiento la Unidad de Cuidado Intermedio de adultos, que se fortaleció el programa de atención domiciliaria, se adecuó un área para salud mental con siete camillas de observación y atención oncológica integral.

Finalmente, Aristizábal Ángel dijo que hoy se le puede decirl “a los colombianos que el balance es positivo, hoy el hospital está funcionando, todos los servicios están abiertos, operando y la nómina con sus empleados está al día”.

Publicidad

La intervención de la Superintendencia buscaba lograr su estabilización en la prestación de los servicios de salud, y según la institución, se cumplió el objetivo. La analista de mercados Global Health Intelligence clasificó al Hospital Departamental de Villavicencio como el quinto mejor equipado de Colombia, en su estudio de 2019.