La Superintendencia Nacional de Salud (SNS) culminó la primera fase de verificación de la red de atención de cada una de las Entidades Prestadoras de Salud a las que fueron trasladados los más de 1.1 millones de afiliados a EPS Saludvida en liquidación.

A través de ocho mesas de seguimiento, se evaluó si la red de cada EPS receptora garantizaba la atención en los diferentes niveles de complejidad, al igual que las condiciones puntales de los acuerdos y los contratos suscritos por estas EPS en los 18 departamentos donde operaba Saludvida garantizan la continuidad en la atención a los usuarios dentro de los compromisos pactados.

En total fueron convocados 172 representantes de las instituciones que integran la red de prestación pública en estos departamentos. En las próximas semanas se citará una nueva jornada para evaluar la pertinencia de la red y si la atención a los usuarios se está prestando en términos de calidad y oportunidad.