La Superintendencia de Transporte rechazó en las últimas horas la situación presentada este miércoles, en las instalaciones de la Terminal de Transportes de Pitalito (Huila), en donde un usuario habría agredido violentamente a una trabajadora cuando iba a realizarle la toma de temperatura.

En atención a los hechos, la entidad ha iniciado una averiguación preliminar para establecer la responsabilidad del usuario.

El video que registra la presunta agresión, que circuló por medio de las redes de la Terminal, permite iniciar la averiguación preliminar, que podría generar multas de hasta 700 salarios mínimos legales vigentes para el usuario.


La Superintendencia adelanta el recaudo de evidencias frente a este caso, para el momento en que se formulen cargos contra el presunto agresor, si hay lugar a ello.

«Condenamos cualquier agresión de la que sean víctimas los funcionarios de las terminales, que están ejerciendo su trabajo y ejecutando unas medidas que, en últimas, lo que buscan es cuidarnos a todos», indicó el superintendente de Transporte, Camilo Pabón Almanza.

 

Además, el funcionario señaló que «los usuarios del servicio de transporte tienen derechos, pero también tienen deberes, y en este momento uno de ellos es cumplir con los protocolos de bioseguridad».