La Superintendencia de Transporte solicitó explicaciones a la sociedad Uber Colombia el pasado 6 de diciembre, sobre presunto incumplimiento de la orden expedida previamente por la entidad de no cesar la facilitación y promoción de servicios de transporte terrestre no autorizados.

Presuntamente, la sociedad habría ejecutado actividades en las cuales facilita la prestación de servicios no autorizados, incluyendo publicidad, asesoría, afiliaciones de vehículos no homologados para transporte público, entre otros.

Uber no atendió el requerimiento de la SuperTransporte, por lo tanto, se impuso multa correspondiente a $414.058.000 que equivale a 500 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

Contra la decisión proceden los recursos de reposición y en subsidio apelación. Se garantizarán los principios del debido proceso y el derecho de defensa.