Una fotografía se hizo viral por una extraña figura que parece perseguir a unos niños que juegan fútbol en una cancha de San Andrés de Sotavento, en el departamento de Córdoba.

Desde que un padre de familia capturó la foto, nadie del pueblo volvió al campo de fútbol. Incluso las calles están vacías, según medios locales.

«Nadie va a la cancha a jugar fútbol, pese a que esa era una de las distracciones de los niños del lugar. Todos están atemorizados», señala el diario El Universal.

Al parecer, todo comenzó cuando la persona que tomó la foto vio la sombra negra saliendo de la maleza en la imagen, por lo que decidió compartirla en redes.

 

La comunidad, que se congregaba en esa zona por la tardes, piensa que se trataría de un ser diabólico.

Los habitantes de San Andrés de Sotavento consideran que la foto no es un montaje, sino la captura de una presencia sobrenatural proveniente del más allá.

Publicidad

La paranoia ha sido tal, que medios locales señalan que los pobladores están buscando sacerdotes que los ayuden con un proceso de exorcismo para espantar los espíritus malignos.

 

 

«Nadie ha hecho el proceso aún y hay pánico en esa comunidad rural (…) advierten que no saldrán de sus casas hasta que no alejen al Diablo del lugar», agrega el reporte de El Universal.