Hay preocupación en el Valle del Cauca por el cierre de camas de UCI debido a la escasez de insumos médicos, no descartan la posibilidad de trasladar pacientes a otros departamentos cercanos.

Hasta el próximo 4 de enero todas las cirugías programadas quedaron suspendidas por decreto ante el incremento de ocupación en las UCI y el cierre de algunas camas por desabastecimiento.

«Hay un desabastecimiento de medicamentos requeridos para las UCI especialmente sedantes y relajantes musculares que nos tienen hoy cerradas 110 camas por falta de medicamentos, tenemos que escoger entre mantener con vida a las personas con COVID-19 o hacer cirugías programadas«, dijo la secretaria de Salud del Valle del Cauca, María Cristina Lesmes.

«Nosotros tenemos un censo de 99 camas de las cuales 76 están deshabilitadas por insumos necesarios«, aseguró la secretaria de Salud de Cali, Miyerlandi Torres.

Publicidad

La ocupación de las unidades de cuidado intensivo en el Valle oscila entre el 90 % y el 100 %, la situación se vuelve más crítica con el pasar de los días.

«Estamos trabajando con el viceministerio para buscar la solidaridad de departamentos vecinos, en Popayán hay unas camas, la idea es mover a las personas donde sea«, apuntó Lesmes.

De 1057 camas en el departamento hay 413 ocupadas con pacientes COVID-19 positivo y otros 456 con casos sospechosos.

De otro lado ya están preparados en la Secretaría de Salud Distrital para iniciar con el simulacro que les permitirá medir la dimensión de la vacunación contra el coronavirus.

En Cali, de 897 camas 76 no están funcionando y su ocupación permanece en el 90 %.