Tras la apertura de la investigación disciplinaria hacia la juez Vivian Polanía por la polémica que hubo tras viralizarse un video, donde se mostraba el estado en el que estaba dirigiendo una audiencia virtual, se tomó la decisión de suspenderla.

La Comisión Seccional de Disciplina Judicial argumenta que hubo una evidente falta de respeto hacia los asistentes a la audiencia. Quienes después de esta, impusieron una queja ante esa jurisdicción disciplinaria, refiriéndose al “lamentable” estado en el que se veía a la juez cuando accidentalmente se activó su cámara.

Le puede interesar: Fiscal que investigaba crimen de Carlos Pizarro fue trasladado a Chocó: víctimas denuncian que el proceso se estancó

Por otra parte, tras la explicación de los hechos y el evidente argumento del por qué imponer la sanción, la Comisión hizo énfasis en que, aunque no es obligatorio encender la cámara, debería hacerse en las audiencias por principio de trasparencia.

“Si bien es cierto, no hay norma legal o reglamentaria que obligue a los funcionarios judiciales a activar su cámara (…) por transparencia de la diligencia virtual, por el relativo principio de la inmediación (…) y a propósito de que no existen jueces sin rostro en Colombia, no se entiende la razón por la cual la directora de la audiencia ni activó su cámara prácticamente en toda la diligencia, ni conminó a los intervinientes a que hicieran lo propio(…)”, se dijo en el Auto de suspensión.

Finalmente, esta jurisdicción disciplinaria resolvió suspender por tres meses a la juez de sus cargos en función de control de garantías en Cúcuta.

“Suspender provisionalmente en el cargo de juez primero penal municipal con función de control de garantías ambulante en Cúcuta, a la doctora Heidy Vivian Polanía Franco, por el termino de tres meses conforme a la parte motiva”, resolvió la Comisión.