La Procuraduría General de la Nación sancionó con suspensión de seis meses a Gustavo Alonso Tobón Vélez de su cargo como alcalde de Segovia, Antioquia, por suscribir un contrato con una ciudadana con quien tiene segundo grado de afinidad, violando el régimen de inhabilidades e incompatibilidades.

Según la Procuraduría, Tobón Vélez es responsable de haber suscrito un contrato con Kelly Yolany Gaviria Barrera, su cuñada, para “prestar el servicio de apoyo a la gestión para la manipulación de alimentos, en cumplimiento del programa de restaurantes escolares”, en la institución educativa Los Patios.

Conducta que el ente de control calificó como falta gravísima, considerando que el disciplinado faltó al cuidado necesario que cualquier persona del común imprime a sus actuaciones.

“La conducta omisiva de Tobón Vélez resulta dañina para la sociedad, teniendo en cuenta que la sociedad espera de sus dirigentes el mayor grado de diligencia y cuidado al desempeñar sus funciones dentro de los principios que regulan la contratación estatal”, indicó la Procuraduría.