La Vía al Mar permanece bloqueada por varios indígenas que buscan ser escuchados y reconocidos por el Gobierno nacional para poder realizar inversiones en sus territorios.

Hoy se adelanta una nueva mesa de diálogo entre representantes de la Gobernación del Valle, Gobierno nacional y nativos.

“Se aclaró con el departamento lo que tiene que ver con la contratación que preocupaba a las organizaciones, hasta final de la jornada”, indicó Linder López, consejero mayor Orivac.

Los 100 despachos diarios que mueven a más de mil pasajeros desde la terminal de Cali fueron suspendidos hasta que no cuenten con las garantías del libre tránsito por la zona conocida como La Delfina.