A partir del 1 de julio los taxímetros en el país deberán estar certificados, así lo estableció la Superintendencia de Industria y Comercio a través de una resolución con la que busca evitar que estos dispositivos sean adulterados.

Los nuevos taxímetros serían más grandes, estarían completamente sellados y tendrían que ser certificados cada año por empresas acreditadas.

La resolución sólo aplicará para los municipios donde el sistema de cobro sea el taxímetro, es decir, si Bogotá sustituye este elemento por plataformas tecnológicas no la cobijará la disposición.

El plazo para cambiar el taxímetro vencerá el 1 de julio de 2020, quienes para ese momento no lo hayan reemplazado no podrán prestar el servicio.

Diana Giraldo CM&