El presidente de Asoproctax, Hugo Ospina informó este viernes que debido a la declaratoria de emergencia de salud pública y el decreto firmado por la alcaldesa, Claudia López frente al COVID-19, el cese de actividades, que se llevaría acabó el 16 de marzo, queda aplazado.

Por medio de un comunicado, la industria pidió al Gobierno «que solicite el archivo de los proyectos de Ley 292 y 190, ya que dichos proyectos van en contravía de la emergencia ambiental y de salubridad pública que fue decretada».

Asegura el documento que «ingresarán más 500 mil vehículos particulares usados para prestar servicio de taxi».