Telas crudas, limpias y naturales donde el tejido, la textura y la apariencia son protagonistas. Se trata de una apuesta de moda sostenible, telas hechas con consumos reciclados.

“En cada parte de nuestro proceso textil hay algún residuo, algún sobrante. Todo esto lo reciclamos, lo recuperamos y volvemos a hacer pabilos, hilos y finalmente telas”, indicó Claudia María Vásquez, gerente de Moda Fabricato.

“Tenemos en este momento cinco denim en nuestro portafolio de productos de algodón recuperados”, añadió.

Telas que retardan las llamas, otra apuesta de la industria textil nacional.

“Quiere decir que en el momento de tener la tele contacto con el fuego, da tiempo de que la persona se quite la prenda”, agregó Vásquez.

En Medellín se presentó la colección de telas Otoño invierno 2019-2020, soluciones textiles llenas de moda, confort e innovación.

Yolanda Bedoya