En el evento de Paz Sostenible de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, el presidente Juan Manuel Santos, se refirió al acuerdo alcanzado con la antigua guerrilla y ahora partido político, Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), así como la lucha contra el narcotráfico.

»En Colombia el flagelo del narcotráfico ha alimentado el conflicto, y el conflicto ha dificultado combatir efectivamente a este mismo, por eso incluimos en la agenda de negociación el tema de las drogas», indicó el primer mandatario.

Publicidad

Santos afirmó que sin las Farc se abre la oportunidad de resolver, por primera vez de manera estructural, el problema de la producción de la hoja de coca y que ya se inició un programa de sustitución voluntaria y de erradicación de coca.

»En simultánea seguimos adelantando una lucha frontal contra los demás eslabones de la cadena con resultados sin precedentes, por ejemplo con el volumen de droga incautada», agregó.

El primer mandatario colombiano aseguró que hace años en la sesión especial de la Asamblea General, la guerra que declaró el mundo en la ONU contra las drogas hace más de 40 años, no se ha ganado y que la estrategia basada exclusivamente en la prohibición y en la represión solo han generado más muertes, más presos y más organizaciones criminales.

»Hoy el narcotráfico sigue siendo la principal amenaza contra la paz, los carteles trasnacionales asesinan a líderes sociales en mi país, comprometidos con la erradicación de cultivos. La lucha por controlar el negocio, que seguirá siendo negocio mientras la demanda siga existiendo, genera muertos y más violencia en Colombia y en la región como lo vivimos hace una semana en Ecuador», puntualizó.

El Nobel de Paz, también mencionó que si se quiere cambiar la estela de muertes que ha dejado el narcotráfico, se debe cambiar la estrategia mundial para superar el problema de las drogas y reiteró su llamado urgente al mundo para que abra los ojos y reconozca que si se sigue haciendo lo mismo se obtendrán los mismos resultados.

»Meter a los consumidores o a los campesinos a la cárcel no sirve, cambiemos el enfoque bajo el principio de la corresponsabilidad, trabajemos juntos para recudir la demanda y combatir las organizaciones transnacionales. Construir la paz es como construir una catedral, es un proceso largo y complejo que toma tiempo, ladrillo por ladrillo y nosotros hasta ahora estamos comenzando pero ya hay resultados.», enfatizó el jefe de Estado.

Santos dio a conocer que el año pasado fue el más tranquilo en la historia de Colombia. De los 558 puntos del acuerdo se ha iniciado la implementación de 238 que corresponden al 43 % del total, »tenemos desafíos por delante el más complejo y retador es llevar el Estado a todos los rincones del país (…) y ahí también se juega la sostenibilidad de la paz».

El mandatario colombiano, comunicó que firmado el acuerdo de paz con esta guerrilla se diseñó un plan de implementación con un horizonte de este tiempo y se definieron 500 indicadores a lo largo del mismo tiempo, también informó que para finales de este año se debe haber cumplido con 80 de estos.; destacó que hasta la fecha se ha cumplido el 61 % de las metas y que se va a acelerar el paso para llegar al 100 %. 

»Esa es la esencia del concepto de paz sostenible que nos convoca hoy, un enfoque del fin de la violencia la reconciliación y con el medio ambiente, un compromiso sostenido con el desarrollo. En Colombia demostramos que poner fin a los conflictos más complejos es posible; compartimos nuestra historia con orgullo y con esperanza por un mejor futuro no solo para nosotros, sino para la humanidad, con el apoyo de la comunidad internacional hicimos posible lo imposible», manifestó.

Juan Manuel Santos destacó que para el acuerdo de paz se recurrió al concepto de la justicia transicional, en la que las dos partes del conflicto acuerdan un sistema de justicia y luego se someten a ella en línea con el Estatuto de Roma, »esta justicia está encargada de juzgar y sancionar a los máximos responsables de los delitos más graves, exige la verdad plena, reparación a las víctimas y compromiso de no repetición que impone sanciones dentro del concepto de una justicia restaurativa».

Finalmente Santos destacó que la guerrilla de las Farc que por décadas azoló a Colombia, ahora es un partido político legal, que participa en las elecciones y que busca el favor de los ciudadanos con el discurso y no con las armas; también subrayó que actualmente se está limpiando el campo colombiano de esa arma oculta e inhumana que son las minas antipersonal en más de 670 municipios contaminados y que 225 ya están libres de sospecha de minas y que se están interviniendo 230 más.

¿Por qué informarse con el Canal 1?

Recuerde que en el sistema informativo del Canal 1 puede encontrar temas de actualidad sobre las regiones, la política, la economía y los acontecimientos a nivel nacional e internacional.

Lea más noticias en el Canal 1