Esta semana, la Sala de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia ratificó la decisión de imponerle medida de aseguramiento al suspendido gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria Correa, mientras se adelanta la investigación formal en su contra.

La Fiscalía investiga a Gaviria por un contrato que fue suscrito durante su pasada gobernación.

“La Sala consideró que la defensa no logró demostrar la violación de garantía alguna, ni evidenció la configuración de ningún error en la valoración de las pruebas realizadas por el Fiscal primero delegado ante la Corte al definir la situación jurídica de Gaviria Correa”, informó el tribunal en un comunicado de prensa.

Después de analizar en detalle esta decisión, Gaviria Correa se pronunció este viernes, 17 de julio.

«Acato la decisión de la Sala Especial de Juzgamiento de la Corte Suprema de Justicia aunque no la comparta, pero la rebatiré como corresponde en derecho y con todos los argumentos en las instancias nacionales e internacionales a que haya lugar», dijo en una rueda de prensa virtual.
También aseguró que no convertiría su dolor en odios y que su labor seguirá siendo en contra de las injusticias.
«Continuaré dedicado a la defensa de mi causa, de mi buen nombre y de la transparencia de mis actuaciones. No tengo rabo de paja y tengo la conciencia absolutamente tranquila«, señaló.
Publicidad

Finalmente, destacó la labor del gobernador encargado, Luis Fernando Suárez, para afrontar la situación en Antioquia por la COVID-19 y lamentó no poder dirigir esta labor.

«Me duele no poder liderar y apoyar esa tarea fundamental en el momento más dramático de la pandemia y envío un abrazo solidario a las familias que están padeciendo la angustia por la pérdida de sus seres queridos a causa del coronavirus».