En medio de la tensión por distintos hostigamientos de disidencias de las Farc, uno de ellos en la vía Panamericana, avanza el sexto día de negociación entre el Gobierno y líderes de la minga indígena que cumple ya 16 días, dejando múltiples afectaciones a distintos sectores económicos.

Los diálogos entre el Gobierno y líderes de la minga se desarrollaron en medio de la tensión por múltiples ataques de disidencias de las Farc, uno de ellos se presentó en Mandivá, Santander de Quilichao, a pocos metros de la mesa técnica en donde una carga explosiva fue detonada sobre la vía, dejando el paso a un solo carril y múltiples daños en viviendas.

«Hubo un atentado en Miranda, pero también hostigamientos en Caloto donde está una comunidad liberando a la madre tierra, les colocaron creo que es un carro bomba y en la Agustina», indicó Neis Oliverio Name, consejero mayor del CRIC. 

En Caloto hubo hostigamientos a la Policía, así como un carro detonado con explosivos sobre sus vías, mientras que en Miranda una moto bomba fue puesta en inmediaciones de la Alcaldía. En Corinto, Toribío y Morales también se presentaron enfrentamientos.

«Vamos a rechazar los actos de violencia que se han presentado contra las vías, los hostigamientos en Cauca, rechazamos porque manifestamos el diálogo», señaló Nancy Patricia Gutiérrez, ministra del Interior.

«Rechazamos porque no sabemos qué grupo es, pero nos quieren dañar la minga, nos quieren dañar esa imagen de la minga y en 2008 sucedió lo mismo», agregó Name.

La jornada de hechos violentos se habría provocado por la conmemoración del aniversario número 11 de la muerte de Manuel Marulanda. Hoy en los diálogos la minga propuso entrega de cerca de 48.000 hectáreas de tierra, cifra imposible para el Gobierno quien ofreció 1500.

Publicidad

Sebastián Bedoya