El departamento Norte de Santander se ha visto afectado por ataques terroristas de grupos al margen de la ley que durante las últimas 48 horas han afectado el sistema de tuberías de conducción de petróleo, exactamente el oleoducto Caño Limón Coveñas en el paso por tres de sus municipios.

Los otros dos hechos tuvieron lugar en Toledo, provincia de Ricaurte, zona sur del departamento sobre las 2:30 de la tarde del día de hoy, afectando el río Cubugón que va de Norte de Santander a Arauca, y que se ha visto contaminado por el crudo en un recorrido de más de 10 kilómetros.

El primer ataque fue el pasado martes 26 de septiembre en la vereda La Cristalina del municipio de Teorama del mismo departamento, que produjo derrame de crudo en las quebradas La Cristalina, La Tiradera y en el río Catatumbo.

Ecopetrol ha activado planes de contingencia por estos tres atentados, buscando prevenir que la tragedia ambiental sea mayor.

REDACCIÓN INTERNET CM&