La Universidad de La Sabana terminó con éxito las primeras pruebas clínicas en humanos del dispositivo Unisabana Herons.

Con el mecanismo, se puede validar la eficacia del ventilador para normalizar el intercambio gaseoso en los pacientes y su seguridad para evitar eventos adversos.

En esta primera fase de pruebas clínicas realizadas en la clínica de la Universidad de La Sabana, el dispositivo fue probado en cinco pacientes.

Todos ellos con indicación de ventilación mecánica invasiva, en los cuales se recomienda la asistencia de ese tipo de ventilación controlada por volumen.

Durante las pruebas se observó el comportamiento del ventilador durante 24 horas continuas en cada uno de los pacientes para verificar su eficacia.

Publicidad