Un juez de control de garantías impuso medida de aseguramiento en centro carcelario contra un hombre de 33 años de edad, presuntamente, responsable de acceder sexualmente a su propia hija de 12 años, a quien además habría embarazado.

 

Los hechos investigados habrían ocurrido en noviembre de 2020 en Calamar, Guaviare. Según la denuncia el implicado aprovechó una visita a la menor, quien vivía con su mamá; y en un descuido de la progenitora, abusó sexualmente de la niña a quien además buscó persuadir para que no contara lo sucedido.

 

Con el paso de los días el personal médico se percató del estado de embarazo de la menor.

 

 

Por estos hechos el procesado fue imputado como presunto responsable del delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años agravado, cargo que no fue aceptado.

 

Mire también: Después de 20 años, limitan turnos de trabajo de 24 horas para guardias del Inpec

 

Por su parte, el juez de control de garantías envió, de manera preventiva, al implicado a un centro carcelario.

 

Contra el detenido, se adelanta otro juicio por el delito actos sexuales con menor de 14 años, hechos que habrían ocurrido en 2017.