La Fiscalía tiene en la mira a tres funcionarios de la Procuraduría implicados presuntamente en una serie de irregularidades denunciadas por la procuradora de para asuntos disciplinarios Nancy Hoyos, quien le narró a la Fiscalía que ellos habrían destruido y desaparecido expedientes del despacho del exprocurador, Fernando Carrillo.

En la declaración conocida por este noticiero la funcionaria dice que se extraviaron documentos de un proceso al congresista Didier Lobo.

‘’Habían aparecido unos alegatos de conclusión presentados dentro del proceso del congresista Didier Lobo, los cuales estaban desparecidos del despacho’’.

La denunciante indicó que con una trituradora de papel se destruyeron otros documentos.

‘’Me dirigí al bote de basura y pude ver que había documentos completos que deberían estar al interior de procesos’’.

Asimismo habla sobre manipulación de otros documentos.

‘’El documento mostraba hojas dobladas, lo que evidenciaba que había sido manipulado, por lo que procedí a meterlo en un sobre y se lo entregué al mayor Bonilla’’.

Publicidad

Estos hechos hacen parte de la investigación al exfuncionario Alejandro Garzón, quien según la Fiscalía le pidió 300 millones de pesos al senador Richard Aguilar, hecho que niega su abogado.

Sobre un video en el que se ve a Garzón y a otros funcionarios contando dinero en la sede de la Procuraduría, su abogado explicó que dicho dinero no sería ilegal, y sería destinado para una operación bancaria personal.