Julián Bernal Escobar desestimó las versiones entregadas por uno de los testigos estrella contra Santiago Uribe Vélez. Se trata de Eunicio Pineda Luján, un mayordomo, quien afirmó que había una bodega con 40 paramilitares armados en una finca de propiedad del señor Bernal.

«Yo quisiera contar los que hay en esta pieza y acomodarles una pieza de 4,80 por 5,50. Que en una parte está dividida para la droga del ganado, para los purgantes, como lo manda el ICA. Eso es muy difícil. Ahora, yo me muero de infarto cuando vea 40 paramilitares durmiendo en una pieza, a mí me da de todo», indicó Bernal Escobar.

Dionicio Pineda Luján ha declarado en dos ocasiones contra Santiago Uribe. Una desde Chile y otra desde España, afirmó que había visto presencia de paramilitares a mando de Santiago Uribe en la hacienda La Carolina, y que lo habían torturado y desplazado.

«Lo que hemos podido establecer en este juicio en primer lugar es que él le ocultó a la justicia que sufrió una condición mental grave, había sido diagnosticado por esquizofrenia y paranoia. Segundo lugar que él ya había sido encontrado, que no había dicho la verdad en otros casos parecidos donde había señalado presencia paramilitar y persecución sobre él, y eso no es cierto», manifestó Jaime Granados, abogado de Santiago Uribe Vélez.

Además, este martes, el ganadero de toros de lidia y empresario, Manuel Santiago Mejía, afirmó que fue el jefe de Santiago Uribe cuando este era el responsable de las finanzas del negocio de la hacienda La Carolina.

«Don Manuel Santiago al revisar las cuentas se podía percatar que no había ningún gasto irregular y esto es importante porque según la teoría de la Fiscalía, básicamente había un ejército paralelo de paramilitares, y ustedes saben cuesta dinero, y de ¿dónde sale ese dinero? Esto refuta esta hipótesis”, añadió Granados.

Este jueves sigue la entrevista de testigos. En el caso de Santiago Uribe Vélez, por conformación del grupo armado Los Doce Apóstoles y del homicidio agravado de un conductor de bus, hay cerca de 100 cuadernos, cada uno de 300 folios y cientos de cintas de grabación. Para diciembre se prevén los alegatos finales.

Publicidad