Rodrigo Londoño Echeverri, también conocido como ‘Timochenko Jiménez’, pidió perdón al país este jueves en medio de un evento de la Comisión de la Verdad en el Teatro Libre de Chapinero, en Bogotá.

En el encuentro llamado ‘Verdades que Liberen: Reconocimiento de responsabilidades de secuestro por parte de Farc’, participaron los entonces integrantes del que fue el secretariado de las Farc – EP, otros excombatientes y algunas víctimas del conflicto, como Íngrid Betancourt, quien estuvo secuestrado por más de 6 años.

Durante la intervención del exlíder guerrillero y ahora jefe del partido político “Comunes“, antiguo partido “Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común“, pidió perdón a los colombianos.

 

Te puede interesar: Cara a cara de Ingrid Betancourt y exsecuestrados con exjefes de las Farc

 

 

Vengo “con la frente inclinada y el corazón en la mano para pedir perdón. Lo sentimos y esperemos que alguna vez puedan perdonarnos por el incontable daño“, dijo Londoño.

Hablamos con sentimiento de vergüenza con la claridad de que los herimos a todos en lo más profundo del corazón“, añadió.

Perdón a toda la sociedad colombiana por la zozobra que generó la abominable conducta que practicamos por décadas“, agregó el líder del partido Comunes.

 

Mira también: Íngrid Betancourt se reunió con Duque de cara a encuentro con secuestradores en Comisión de la Verdad

 

 

Asimismo, señaló ante la mirada de todos los asistentes al evento de la Comisión de la Verdad, que se realizó de forma presencial, su deseo de que Colombia viva en paz.

¡Que Colombia nunca vuelva a ser escenario de confrontaciones armadas!”, puntualizó el también candidato presidencial a las elecciones de 2018.

Desde enero de 2020 la Comisión de la Verdad inició el proceso de reconocimiento de responsabilidades de secuestro por parte de Farc, durante el cual se han realizado siete espacios, con el fin de resaltar cómo el secuestro, entre otras formas de violencia en el marco del conflicto armado, contribuyeron a la deshumanización y a la vulneración de la dignidad.