Faustino Asprilla denunció que un grupo de delincuentes ingresó a una de sus fincas en Tuluá, se llevaron seis cabezas de ganado avaluadas aproximadamente en 50 millones de pesos. Entre ellas su mascota, el toro Lagrimón, consentido del ex futbolista.

La Secretaría de Seguridad del Valle informó que el robo se presentó hacia las 12 de la noche.

“Según la información el mayordomo, manifiesta que tipo 11 escucha unos ruidos, se levanta y no observa nada. Al otro día se levanta y encuentra que no está el Toro semental y cinco vacas”, indicó Jesús Antonio García, secretario de Seguridad del Valle del Cauca.

A través de su cuenta en Twitter el reconocido exjugador realizó la denuncia. El hecho tuvo lugar en la propiedad que tiene Asprilla en el Valle del Cauca donde nació Lagrimón hace cinco años.

“Lo que corresponde en estos casos es iniciar la ruta de investigación que la Policía ha recaudado, las huellas del vehículo en que se llevaron el ganado y la Policía está adelantando las la otra judiciales”, agregó García.

Asprilla hizo un llamado a las autoridades para que encuentren rápidamente a los autores de este hecho.

Javier Ramírez