Titanoboa es la serpiente más grande que haya existido, se estima que alcanza los 15 metros de longitud y más de 1,2 toneladas de peso, de la cual se descubrieron restos fósiles hace algunos años en Colombia, más exactamente en la mina de carbón del Cerrejón, en La Guajira.

La serpiente habría vivido hace 60 millones de años en los ríos y pantanos de Colombia, la cual era capaz de devorar cocodrilos de un solo bocado y su apariencia era parecida a la de una boa constrictor, según un artículo de National Geographic en español.

 

Vea también: Por primera vez un Airbus A340 aterrizó en la Antártida

 

“En medio del yacimiento de carbón, un grupo de paleontólogos encontró evidencia de plantas fosilizadas en el sitio en 2002, el primer indicio que hace unos 58 millones de años, Cerrejón era una densa jungla con el doble de precipitaciones al año que el Amazonas, con una humedad agobiante y animales y plantas que doblaban en tamaño a los conocidos hoy”, afirmaron.

 

“Durante los siguientes años, los paleontólogos confirmaron las sospechas iniciales: como pocos sitios en el mundo, Cerrejón concentraba una riqueza fósil de un bosque tropical con plantas y reptiles que habitaron Colombia cinco millones de años después de la desaparición de los dinosaurios”, aseguraron en el artículo.

A continuación, se puede ver el modelo de una Titanoboa cerrejonensis construido por Kevin Hockley expuesto en Grand Central, Nueva York en 2012.

 

Le puede interesar: Un hombre entrenó a una serpiente venenosa para matar a su esposa

 

Foto tomada de Twitter (@KarimediazO)