“Para nuestro país, la cero tolerancia contra cualquier forma de violencia hacia la infancia, la adolescencia y la juventud se ha convertido en una causa nacional, que ha logrado involucrar el compromiso de varios sectores para dar una respuesta alineada, oportuna y eficiente para la prevención y atención”, indicó la primera dama, María Juliana Ruiz, en el lanzamiento del Informe del Estado Global en Prevención de Violencia contra Niños 2020.

El Informe, el primero de su tipo, y elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), muestra la situación de la violencia infantil en 155 países en el marco de las recomendaciones ‘Inspire’, un conjunto de siete estrategias para prevenir y responder a la violencia contra los niños.

En esta oportunidad, el estudio estableció que la mitad de los niños sufren algún tipo de maltrato físico, sexual o psicológico cada año.

En su intervención virtual, la primera dama recordó las medidas que se han implementado para hacerle frente a la violencia en contra de los menores de edad en nuestro país, como la primera Encuesta de Violencia contra Niños, Niñas y Adolescentes, que se realizó en 2019.

“Esta encuesta nos permitió visibilizar la magnitud de esta dolorosa realidad, obtener evidencia científica a nivel nacional y en municipios históricamente afectados por la violencia en nuestro país”, aseguró

“Así mismo, reveló la dimensión de los desafíos a los que nos enfrentamos, empezando por una cifra de gran impacto como que el 40.8% de las mujeres y el 42.1% de los hombres han sufrido violencia física, psicológica o sexual antes de los 18 años”, añadió María Juliana.

Otra de las medidas puestas en marcha fue el lanzamiento, en agosto de 2019, de la Alianza Nacional contra la Violencia hacia Niñas, Niños y Adolescentes, la cual  hace un llamado a la acción al sector público, al sector privado, a la academia, a los organismos internacionales y la sociedad civil.

“Hace un llamado a sumar esfuerzos para poner fin a la violencia contra nuestros niños antes de 2030, en concordancia con la meta 16.2 del ODS (objetivo de desarrollo sostenible) 16. Nuestro meta al terminar el Gobierno es lograr una reducción en el índice de violencia de un 14.3%, logrando la tasa más baja de los últimos 15 años”, dijo.