Tras cancelarse el Carnaval, la Alcaldía de Barranquilla dictó nuevas medidas para tratar de controlar las aglomeraciones que se han presentado en los últimos fines de semana.

Se restringirá la circulación y quedará prohibido el expendio y consumo de licor.

«Decretar toque de queda y ley seca desde las 6 de la tarde del sábado 13 de febrero, hasta las cinco de la mañana del lunes 15 de febrero«, dijo al alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo.

Publicidad

Lo que serían lunes y martes de carnaval no habrá restricciones porque serán días laborales.

«El lunes 15 de febrero y el martes 16 de febrero no serán días cívicos. Les aclaramos, no son días festivos«, detalló Pumarejo.

En 22 municipios del Atlántico también habrá toque de queda y ley seca.

El viernes 12, desde las 7 de la noche; el sábado 13 será desde las 5 de la tarde y el 14 de febrero inicia a las 2 de la tarde.