Un vendaval, acompañado de un torrencial aguacero, arrasó con los techos de más de 700 viviendas, dejando unas tres mil personas damnificadas en los municipios de Aguachica, Cesar, y Simití en el sur de Bolívar.

El torrencial aguacero acompañado de vientos huracanados, también derribó árboles, postes de luz y varias viviendas colapsaron.

 

Le puede interesar: Combates entre tres grupos armados genera nuevo desplazamiento en Argelia, Cauca

 

Otros municipios afectados por la ola invernal son Tenerife y el Banco Magdalena, los habitantes permanecen con el agua en sus casas, producto del desbordamiento del río Magdalena.

Las autoridades adelantan el censo para determinar el número de damnificados, y gestionar las ayudas.