Un puente artesanal y construido sin licencia aparente en un lote privado en zona rural de Villavicencio, colapsó repleto de turistas. La Fiscalía da cuenta de siete muertos, tres de ellos integrantes de una misma familia, y en los hospitales de la capital del Meta se atienden a 14 heridos.