El sistema de transporte masivo de Cartagena está catalogado como el más transparente del país pues, a pesar de que aún no funciona al 100 %, busca aportar a la disminución del efecto invernadero en el planeta con su funcionamiento a gas natural vehicular. Así las cosas, TransCaribe le apuesta a que en La Heroica se respire un mejor aire.

«Nuestros vehículos son a gas natural, lo que reduce un 99 % todos los contaminantes que afectan la salud de los cartageneros y también funcionan con Biogas, por lo tanto hay variedad en el combustible», explicó Humberto Ripoll, gerente de TransCaribe.

El impacto se refleja en menos partículas contaminantes al medio ambiente con 282 buses circulando con tecnología Euro 6 a gas, reduciendo así los riesgos de enfermedades respiratorias; estas le cuestan al país unos $12.2 billones al año, de acuerdo con el Departamento Nacional de Planeación.

«TransCaribe a diciembre del año pasado había evitado emitir 1’300.000 toneladas de CO2 al medio ambiente, lo cual es un aporte grandísimo”, agregó Ripoll.

Los usuarios aplauden esta iniciativa, sin embargo, para algunos existe un sinsabor en el servicio que este presta, por ejemplo su circulación está sobre un 45 %, lo que hace que no se cubra ni la mitad de las necesidades de movilidad de los cartageneros que lo usan y, como consecuencia que hayan demoras en su circulación.

Publicidad