Ante los recientes asesinatos de líderes sociales en el país, más de 300 desde el primero de diciembre de 2016, el procurador Fernando Carrillo anunció la creación de la Procuraduría Delegada para el Diálogo Social.  

“La creación de una Procuraduría Delegada para el Diálogo Social. Hemos convenido hoy seguir adelante, estamos expidiendo una resolución que fija cuáles son los objetivos de esta mesa por la vida que ha iniciado en Santander de Quilichao… Es un mensaje clarísimo al nuevo Gobierno, hay que ponerles el oído a las comunidades”, sostuvo Carrillo.

El jefe del ministerio público señaló que se establecerá una mesa para mejorar los esquemas de protección a líderes sociales.

“Hemos dado lugar a la creación de una mesa por la vida que tiene como único propósito, unas estrategias para que sin burocracias, ni instancias interminables, se pueda definir unas políticas de protección de los líderes sociales. Una política de protección que tiene que dejar atrás unos esquemas tradicionales que no funcionan. Esquemas de protección individual, esquemas de protección urbana cuando lo que necesitan estas comunidades es que los escuchen en relación con las amenazas contra su vida. Con una dimensión rural, étnica”, agregó.

Carrillo sostuvo que los asesinatos de líderes no pueden seguir pasando como crímenes aislados y que lo que se ha presentado en el país es un aniquilamiento sistemático.

“Aquí no se trata de la eliminación de individualidades sino que ha habido un proceso de aniquilamiento de proyectos de defensa de los derechos de los colombianos más vulnerables. Indígenas, defensores de derechos humanos y comunidades afro”, añadió.

De otro lado, el procurador general se refirió a las amenazas contra periodistas en el país.  

Las declaraciones del procurador fueron realizadas en Santander de Quilichao donde se reunió con líderes amenazados en el departamento del Cauca para la creación de la mesa por la vida.