Tras la captura del padre del menor asesinado en Melgar, las autoridades se pronunciaron en rechazo a estos actos y dejaron en manos de los entes respectivos el proceso judicial del hombre.

Gracias al Plan Candado realizado por la Policía Nacional, en esfuerzo conjunto entre el Departamento de Policía Tolima, la Policía Metropolitana de Bogotá y la Dirección de Tránsito y Transporte, se desplegó un operativo intenso y envolvente para ubicar, en el menor tiempo posible, al presunto responsable del homicidio.

En contexto: Revelan fotos del padre y presunto asesino del pequeño Gabriel Esteban en Melgar: “envió foto del cadáver a su esposa”

Alrededor de las 3 de la tarde de este martes, la Policía ya tenía en sus manos a Gabriel González Cubillos, quien fue trasladado hacia Girardot para seguir el proceso judicial.

“Fue ubicado en el kilómetro 23 de la vía Girardot-Melgar, en el sector conocido como La Yucala. Esta persona está siendo puesta a disposición de las autoridades judiciales competentes, para que responda por el homicidio de su propio hijo”, cofnirmaron las autoridaes.

Sumado a esto, la Policía confirmó que el hombre se encuentra inexpresivo y tratando el proceso con “total naturalidad”; incluso confirman que él fue quien pidió llamar a su exesposa y madre del menor para que le confirmaran sobre la aprehensión, hecho que sorprendió a las autoridades.

Igualmente, la captura se logra dar por el delito de cohecho, al intentar sobornar a los uniformados que lo ubicaron y capturaron.

Las claves del caso

Las cámaras de seguridad, el documento de identidad del hombre y las fotos que el homicida envió a la madre del menor fueron material clave para seguir el rastro.

La Policía informó que por las fotografías identificaron el hotel en el que se hospedó el hombre con el menor, ya que en una de ellas aparecían los “logotipos” de dicho establecimiento.

Le puede interesar: “Deben entregar a todas las personas que tenga en su poder”, MinDefensa sobre anuncio de diálogos con el ELN

Posteriormente, el seguimiento a través de cámaras de seguridad donde se verifican los horarios en los que el hombre llegó al lugar y salió nuevamente.

“Se ve como el hombre ingresa al hotel con el niño(…), el hombre ingresó en la noche y a las 3 de la madrugada habría cometido el hecho y salió sobre las 7 de la mañana el hotel”, informan las autoridades.